fbpx

Frente a la crisis, muchas personas comienzan a identificar oportunidades e iniciar su propia empresa. Especialistas brindaron diferentes recomendaciones para los emprendedores que se embarcan en esta nueva aventura.

La nueva normalidad hizo que personas de todo el mundo exploren otras formas de generar ingresos económicos. Ante la imposibilidad o las limitaciones de tránsito, nuevos negocios y oportunidades acordes al contexto actual se fueron creando.

En el Perú muchos idearon emprendimientos desde sus propios domicilios. Si bien puede existir un sector que piense que el peor tiempo para iniciar una empresa es este debido a la pandemia, Yvanna Bernasconi, directora ejecutiva de la Asociación de Emprendedores del Perú (ASEP), opina todo lo contrario. “Nunca es una mala época para emprender, pero depende de qué es lo que vas a hacer”, resalta.

ASEP es una institución que nació en 2014 y que actualmente tiene 15.000 miembros en todas las regiones del país. El equipo y sus directores está formado por emprendedores que han vivido en carne propia la experiencia de empezar un negocio.

Para iniciar una empresa desde una casa y que a su vez sea rentable, sostiene Bernasconi, es vital identificar una necesidad y cubrirla: “Los negocios más exitosos van a hacer los que cubran una (necesidad), sobre todo donde veamos una oportunidad. Este es uno de los puntos más importantes”, explica.

En esto concuerda Andrea Rivas, coordinadora senior del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad del Pacífico. “Es importante centrarse en las necesidades del mercado, que hagan una investigación sobre qué quieren los clientes hoy en día es muy importante. Todo ha cambiado. Por ejemplo, ahora la gente no sale a comer, sino pide delivery. Por tanto, se debe optar por negocios que sean fáciles de entregar en casa”, apunta.

Bernasconi señala, por otro lado, que “el emprendimiento incrementa cuando hay un problema en la generación de empleo”. Desde ASEP se observó la gran cantidad de personas que se fue adaptando a los nuevos requerimientos del mercado. La venta de mascarillas, productos de protección facial y el delivery de comidas fueron los más recurrentes.

“La mayor cantidad de emprendedoras mujeres tienen entre 25 y 35 años, ya que en situaciones de embarazo es una oportunidad que les deja ser madres y a la vez trabajar. En los hombres se registra más entre los 40 y 55 años, tiempos en los que pueden perder su empleo o ya deciden independizarse”, asevera Bernasconi.

Además, hace énfasis en la capacidad de las personas de amoldarse a los tiempos de pandemia: “Nos estamos adaptando a una nueva forma de trabajar y es a través del uso de plataformas digitales”.

Rivas resalta también las utilidades de las herramientas digitales para emprender. “Hay diferentes herramientas que ahora se pueden utilizar para dar facilidades de pago”, recuerda.

Según datos de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), un aproximado de seis millones de peruanos realizaban compras online hasta el cierre del 2019. Este 2020, debido al contexto de distanciamiento social, se podría llegar a una tasa de crecimiento de entre el 50% y 100% con respecto al año anterior.

Sobre esta nueva ola, la especialista de UP sostiene que ahí tienen que apuntar los nuevos emprendimientos. “El mercado siempre te va a dar oportunidades. Siempre va a haber un problema para resolver para los clientes. En pandemia muchísimos emprendimientos salieron adelante, porque supieron escuchar las necesidades del cliente. Se trata de encontrarla”, sentencia.

Recomendaciones para que un negocio sea rentable:

De acuerdo a Bernasconi y Rivas, con base en la experiencia con ASEP y Emprende UP, respectivamente, las personas que piensen crear un negocio en casa deberían seguir estos consejos:

1. Identificar una necesidad. Como se mencionó líneas arriba, muchas empresas se están creando, pero solo las que cubren una escasez de forma creativa y eficaz logran crecer.

2. Implementar herramientas digitales. Esto permite acatar los protocolos y vender desde casa, como es el caso del e-commerce. “Es la manera de llegar a muchas personas y aplicar el negocio”, indica.

3. No temer a las plataformas de pago. Estas son vitales debido al distanciamiento social y se pueden realizar con Niubiz, Culqui, PagoEfectivo, entre otros. Para el envío de productos se puede trabajar con Chasky, Socio Delivery, Scharff, Olva, etc.

4. Formar un equipo. “De hecho lo primero que tienen que tener en cuenta es formar un equipo que pueda complementarse los unos con otros”, enfatiza Rivas. Deben de compartir la misma visión, valores, principios y propósitos para emprender.

5. Designar tareas en cada equipo. Según Rivas, es importante identificar qué hará cada miembro del grupo: “Siempre plasmen cuáles son las funciones de cada uno, cómo les gustaría aportar para el emprendimiento. Por ejemplo, uno que trate de vender, otro que lleve la contabilidad, etc. Que se delimiten tareas y funciones para cada uno”.

6. Hacer una pequeña investigación de mercado. Todo ha cambiado, por lo que es vital detenerse a observar el mercado para ver qué están requiriendo las personas en estos tiempos y las nuevas tendencias de compra.

Del mismo modo, la recomendación general es que todo emprendimiento digital requiere también contar con el soporte legal de una empresa constituida bajo las reglas estatales. Así podrás otorgar confianza a tus compradores, entregando recibos o facturas si así lo requieren.

¿Cómo registrar una empresa en Perú?

De acuerdo a información del Gobierno, hay tres pasos que debes de seguir:

1. Registrar o constituir una empresa.

Elige si harás tu negocio como persona natural o como persona jurídica. Las diferencias entre estas modalidades son las siguientes:

Persona naturalPersona jurídica
Es una persona que ejerce derechos y cumple obligaciones a título personal.Es una entidad conformada por una, dos o más personas que ejerce derechos y cumple obligaciones a nombre de la empresa creada.
Es recomendable cuando:
– Iniciarás negocios pequeños como bodegas, zapaterías, bazares, entre otros.
– Quieres hacer negocios en los que tu exposición al riesgo ante posibles deudas u obligaciones con terceros sea manejable considerando tu patrimonio personal.
Es recomendable cuando:
– Necesitas mayor reputación en el mercado y quieres tener clientes más grandes o importantes.
– Necesitas acceder a créditos o préstamos en bancos y entidades financieras.
– Quieres asegurarte de que si algo sale mal en tu negocio, se afecten los fondos o bienes de la empresa, no tus bienes personales.

2. Obtener una licencia para abrir el negocio.

Si buscas iniciar un negocio en un local, propio o alquilado, debes obtener este permiso especial, el cual se obtiene de acuerdo a cada municipalidad donde regirá la empresa.

Puedes obtener la información de contacto de todas las municipalidades del Perú en este enlace. Ahí también podrás conocer todos los requisitos y el paso a paso que debes de seguir.

3. Permisos especiales para venta de productos.

Hay empresas que necesitan permisos especiales para comercializar sus productos o servicios. Por ejemplo, un hotel necesita la autorización del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo y un colegio la venia de la cartera de Educación.

Asimismo, ten en cuenta que tu negocio deberá ser registrado en el Sistema Integrado para COVID-19 (SISCOVID Empresas). Todo el proceso lo puedes encontrar aquí.

De esta forma, podrás iniciar de forma adecuada tu idea de emprendimiento. La mayoría de trámites se pueden realizar de forma online, modalidad que implementó el Estado para que las personas se expongan en lo mínimo a contagios.

Fuente: La república

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!